lunes, 27 de febrero de 2012

Noticia: Arona renueva el convenio para recogida de animales abandonados en la calle

Arona (Tenerife) 27 feb El Ayuntamiento de Arona ha prorrogado el convenio con la protectora de animales 'Acción del Sol', ubicada en la localidad e Granadilla, para la acogida de perros abandonados en la calle, informo hoy el concejal de Sanidad Francisco José Niño.
Arona aporta hasta un máximo de 40.000 euros anuales para que se cumplan las obligaciones establecidas en la ordenanza municipal de la Protección y Tenencia de Animales de Compañía y Animales Potencialmente Peligrosos.
Tras su recogida y traslado, los animales abandonados que deambulen por las vías públicas del municipio deben recibir acogida hasta que recuperen las condiciones de salud necesarias para facilitar su adopción.
El convenio también establece que los animales sean mantenidos en cuarentena al ingresar en la protectora, y serán examinados, vacunados y desparasitados por un veterinario.
Todos los animales que pasen por Acción del Sol quedarán debidamente identificados, añadió el edil.
El año pasado se recogieron en Arona un total de 190 perros en la calle.

Noticia: El Ayuntamiento afirma que la Ordenanza de animales no busca recaudar

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santander ha dicho hoy que la Ordenanza municipal sobre tenencia de animales domésticos no buscar recaudar, y tiene como "único fin" regular la convivencia entre las personas y los animales domésticos, y garantizar la protección y trato adecuado a los mismos.
En una nota de prensa, el portavoz del equipo de gobierno, Antonio Gómez, ha subrayado que la modificación puntual de la Ordenanza "afectó únicamente" a la actualización de la cuantía de las sanciones, vigentes desde 1991.
Gómez ha hecho hincapié en que la citada modificación se sometió a información pública durante 30 días, período en el que el Consistorio santanderino no recibió ninguna alegación.
Respecto a la cuantía de las sanciones de la Ordenanza municipal sobre tenencia de animales domésticos, el portavoz ha señalado que son "muy inferiores" a la de otros municipios y ciudades.
Y ha manifestado que "no persiguen un afán recaudatorio", sino "evitar ciertas prácticas", que "pueden alterar" o "poner en peligro" la convivencia ciudadana.
Como ejemplo, ha apuntado que en Santander la tenencia de animales sin correa o cadena o la no recogida de sus excrementos de la vía pública se considera una falta grave, sancionada con multas de hasta 200 euros, mientras que en Gijón puede ascender a 750 euros y en Bilbao a 1.500 euros.

Noticia: FAO luchará contra la tripanosomosis en los animales en África

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Federación Internacional de Sanidad Animal (IFAH) colaboran para establecer las primeras normas que se publicarán para los medicamentos utilizados en el tratamiento de la tripanosomosis africana de los animales.
La también llamada nagana -transmitida por la picadura de la mosca tse-tse y de otros insectos hematófagos- es una enfermedad mortal de los animales que puede diezmar los rebaños de los que subsisten los pequeños productores africanos, y la cual se estima que causa pérdidas económicas en todo el mundo por hasta 4.500 millones de dólares al año, según informó hoy la FAO en una nota.
"El uso de medicamentos de calidad inferior para tratar la nagana no sólo deja sin protección a los animales de granja, sino que también permite la evolución de cepas más fuertes, resistentes a los fármacos (..), explicó el jefe del servicio veterinario de la FAO Juan Lubroth.
"Y puede representar una amenaza para la salud humana si los residuos químicos nocivos se acumulan en la carne o en los productos lácteos que ingresan en la cadena alimentaria", agregó el director del Servicio de Sanidad Animal de la FAO.
Según las estimaciones de la IFAH, el mercado oficial de medicamentos veterinarios en África tiene un valor de alrededor de 400 millones de dólares al año, añadió la nota.
Se estima que el comercio de fármacos de baja calidad y sin registro es aproximadamente del mismo volumen, con un valor de 400 millones dólares, además de las ventas legales, agregó.
Para afrontar el problema -refirió-, la FAO y la IFAH presentaron una solicitud a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para registrar formalmente las primeras normas farmacéuticas para la fabricación y el uso adecuado de los dos fármacos que destruyen a los parásitos que causan la nagana.
Estas normas, denominadas "monografías" en la industria farmacéutica, definirán la composición físico-química aceptable de los medicamentos, las dosis adecuadas de sus ingredientes activos y los niveles permisibles de impurezas que puedan contener.
Las normas servirán de base para evaluar la calidad de los medicamentos veterinarios y servirán como medida con la cual las autoridades de los países puedan verificar el cumplimiento de los reglamentos, señaló.
Se prevé que el proceso de establecimiento de las normas concluirá a finales de esta primavera.
Mientras tanto, la FAO y sus asociados siguen adelante con los trabajos encaminados a ayudar a las autoridades de sanidad animal a utilizarlas correctamente en cuanto entren en funcionamiento, mantuvo el organismo internacional.
La nagana -señaló- afecta al ganado vacuno, ovino, caprino, porcino, a los camélidos, caballos y a los asnos, animales que son vitales para los ingresos y la seguridad alimentaria de millones de pequeños agricultores de África y otros lugares.
En el ganado bovino causa pérdidas económicas directas -debido a la muerte de los animales- estimadas en más de 1.200 millones de dólares al año, mientras que sus costos más amplios, por la reducción de la producción de leche y productos lácteos, los abortos y la infertilidad en las vacas, que se traducen en disminución de la productividad, se estiman en unos 4.500 millones de dólares al año, señala el documento de la FAO.